Con la llegada del otoño, la lluvia y el frío, debemos seleccionar nuestra ropa de trabajo para protegernos durante nuestra jornada laboral. Trabajadores del sector industrial como empleados de otros oficios en contacto con el exterior necesitan prendas específicas para protegerse de la lluvia y del frío.


La gran multitud de empleados que llevan a cabo su actividad laboral en zonas de exterior e intemperie, naves industriales sin calefacción, etc... requieren de un vestuario de trabajo especial para el frío y si destacamos las prendas para la protección del  frío y la lluvia podemos diferenciar entre ropa impermeable de trabajo, calzado de seguridad especial, ropa térmica y ropa para el frío.



Chaquetas de trabajo y parkas



Este tipo de prenda laboral es considerado como uno de las mejoras aliadas del frío y la lluvia. Podemos encontrarlas acolchadas, impermeables o ambos.


Parkas acolchadas e impermeables con capucha, prenda versátil pero técnica para cualquier adversidad climatológica.



Chaleco laboral


Esta prenda de trabajo protectora del frío nos protege, permitiendo mantener el calor en la parte superior y a la vez es una pieza muy cómoda para trabajar. El chaleco a pesar de ser acolchado y calentar, al no disponer de mangas, permite una gran movilidad. Los hay de diferentes materiales, colores.



Ropa térmica de trabajo


Hablamos de la capa de ropa más próxima a nuestra piel y aunque en ocasiones los empleados utilizan las parcas y polares que veremos a continuación, con ambas prendas, la protección no es total y necesitan del uso de este tipo de prendas para su uniforme laboral. Se trata de camisetas contra el frío que actúan como una segunda piel de nuestro cuerpo, que nos permiten por su diseño ergonómico gran movilidad. Son prendas transpirables evitando de este modo el enfriamiento de los trabajadores por el propio sudor y los cambios de temperatura.



Forros polares trabajo y Softshell



Debajo de la chaqueta de trabajo, se puede disponer de forros polares variados en colores y formas que mantiene la temperatura corporal junto a la ropa térmica. Los forros polares para el frío pueden ser con cremallera o sin cremallera.



Pantalones multibolsillos  para el frío.


Aunque todas las prendas laborales anteriores servían para proteger la parte superior del cuerpo, no debemos olvidar que las extremidades inferiores también pueden sufrir lesiones por parte del frío y por tanto debemos protegerlas.



Si necesitas asesoramiento para tu vestuario laboral de otoño para el frio y la  lluvia o para tu empresa puedes contactar con Masuniformes y además podemos personalizar sus prendas para dar un toque corporativo a sus empleados y una imagen global de empresa.


Si necesita cualquier tipo de asesoramiento para elegir su prenda para la protección del frío, ¡Consúltenos!