Las camisas de trabajo blancas, celestes o grises son un clásico dentro del uniforme laboral. La tela Oxford es un tipo de tejido especialmente diseñado para la fabricación de camisas y toma su nombre de la ciudad inglesa de Oxford, donde se inició su producción para confeccionar la camisa Oxford, pensada en principio para ser usada por hombres, aunque poco después aparecieron también los modelos femeninos. Cuando hablamos de vestuario laboral, las camisas Oxford de trabajo, son un clásico que no puede faltar, camisas de trabajo con las que sentirse elegante en cualquier sitio, funcionales y prácticas.





 

EL TEJIDO OXFORD


Estas camisas, aunque concebidas por su elegancia, por sus acabados y calidades, bien suelen tener un uso en el trabajo, no estamos ante la típica camisa de uniforme de popelín, sino que estas  Oxford están confeccionadas en suave algodón 70% Y 30% de poliéster . Su tejido es muy ligero y elegante y su textura se debe al cruce de un hilo grueso en la trama con otros más finos de distinto color, este famoso método de tejido introduce una armonía que hace que el tejido Oxford sea particularmente robusto y adecuado para diferentes look y patrones.





 

CAMISAS OXFORD PARA TRABAJAR


En definitiva las camisas Oxford son un clásico por excelencia, que combina un diseño típicamente tradicional con un tejido de alta calidad, en las que existen varias razones de peso para trabajar con ellas, ante todo, porque es una prenda muy cómoda de llevar. Además es tan versátil que nunca te sentirás fuera de lugar con ella, es ideal como camisa camarero y perfecta para el uniforme de sala.


Otra razón importante es su durabilidad debido a su tela y tejido, las Oxford son camisas muy elásticas y duraderas peró con un toque de modernidad que facilitan la eleción de uniforme laboral en el sector comercial y de atención al público.



Si aún estás indeciso no pierdas el tiempo, la camisa Oxford es la prenda ideal para tu trabajo!